Baja California
MEDIO FÍSICO
Localización

El estado de Baja California se localiza en la región noroeste de la República Mexicana, en la parte norte de la península del mismo nombre y se ubica geográficamente entre los meridianos 122° 46' - 117° 06' de longitud oeste y entre los paralelos 28° 00' - 32° 43' de latitud norte.

Limita al este con el Golfo de California; al noreste con el estado de Sonora: al norte con la frontera de los Estados Unidos de Norteamérica -en una extensión de 265 kilómetros, de los cuales 233 corresponden al estado de California y 32 al estado de Arizona-; al oeste con el Océano Pacífico y al sur con el estado de Baja California Sur.

Extensión

El estado de Baja California está integrado por cinco municipios: Ensenada, Mexicali, Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito, que abarcan 70,113 kilómetros cuadrados, los cuales representan el 3.6 por ciento del territorio nacional. El estado cuenta con 1,380 kilómetros de litoral, correspondiendo 740 kilómetros a costas del Océano Pacífico y 640 kilómetros a costas del Golfo de California, lo que representa el 11.6 por ciento del total de litorales del país.

Orografía

La península de Baja California es una faja angosta de tierra recorrida longitudinalmente, con dirección noroeste-sureste, por cadenas montañosas que son una prolongación de la Sierra Nevada de los Estados Unidos, separadas por valles de escasa altitud.

El sistema orográfico se inicia en el norte de la Sierra de Juárez, la cual tiene una longitud media de 140 kilómetros, con alturas de 90 a 1,700 metros sobre el nivel del mar; continúa al sur de Ensenada con el nombre de San Pedro Mártir, formando el Valle de la Trinidad. En esta sierra se encuentran los picos de la Providencia y la Encantada a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar, constituyendo además una frontera natural entre los municipios de Mexicali y Ensenada; en su parte norte se encuentra enclavado el municipio de Tecate.

Existe también la Sierra de San Juan de Dios con una longitud de 50 kilómetros, que se divide en tres pequeñas sierras: Matomí, Soledad y San Miguel, seguidas por las sierras de Calamajué, San Luis y la de San Borja.  

Otras sierras importantes son la del Mayor, la Pinta y la de San Felipe, uniéndose al macizo principal por el nudo montañoso llamado cerro Colorado.

Hidrografía

El río más importante de la entidad es el río Colorado, con una extensión de 96 kilómetros, único que cuenta con agua todo el año y por lo cual es la principal fuente de agua dulce del estado.

Su cuenca se ubica en las montañas rocallosas de los Estados Unidos de Norteamérica y desemboca en el Golfo de California, no sin antes incorporar a su caudal el torrente del río Hardy.
Otros ríos de menor importancia son el Tecate, las Palmas, que con sus afluentes -arroyos secos de la Ciénega y Calabazas- abastecen la presa Abelardo L. Rodríguez, localizada en el municipio de Tijuana. La mayor parte de los pequeños ríos Guadalupe, .San Carlos, Tijuana, Santo Tomás, San Thelmo, del Rosario, San Vicente y San Fernando, desembocan en la vertiente del Pacífico y son de caudal torrencial durante la temporada de lluvias, encontrándose secos la mayor parte del año.

A excepción del municipio de Mexicali, el resto del estado padece la escasez del recurso acuífero, y como alivio para esta situación se construyó el acueducto Mexicali-Tijuana y el de Valle de Guadalupe-Ensenada.

Clima

En la vertiente del Mar de Cortés o Golfo de California, el clima es desértico extremoso con lluvias poco abundantes en el año. En la vertiente del Océano pacífico el clima es cálido, semiseco o estepario, con lluvias en invierno; mientras que en la parte media-sur del estado el clima es desértico.

La península de Baja California presenta dos grandes regiones climáticas: la primera, al Noroeste, con un clima mediterráneo, con temperaturas templadas la mayor parte del año y lluvias en invierno; es en esta región donde se asienta la mayoría de la población; y la segunda, en la parte oriental, con un clima extremoso semiárido y escasas lluvias durante todo el año. Las dos regiones están divididas por las sierras La Rumorosa, Juárez y San Pedro Mártir.

En las costas del Golfo de California se presenta la menor incidencia de precipitación pluvial del país, con registros medios anuales cercanos a los 40 mm. La presencia de altitudes importantes, a lo largo de la cadena montañosa de Sierra de Juárez y San Pedro Mártir, ocasionan climas templados y semifríos, ambos subhúmedos en las cimas y mesetas altas.

Principales Ecosistemas

Flora

El Estado de Baja California comprende dos regiones fitogeográficas: la Región Californiana o también llamada Mediterránea, y la Región del Desierto Central o Desierto Sonorense. Las comunidades vegetales en que se divide la primera son cinco, mientras que la segunda se divide en cuatro, tres de las cuales se encuentran en la entidad.

Región Californiana o Mediterranea
Ocupa la porción Noroeste del Estado, desde el límite Internacional con los Estados Unidos de América hasta la altura de El Rosario, Baja California, y de la costa del Pacífico a las sierras de Juárez y San Pedro Mártir, además de Isla Guadalupe. Presenta un clima tipo mediterráneo, con inviernos templados y moderadamente húmedos, alternados con veranos secos y cálidos. La niebla constituye un factor climático importante para el desarrollo biológico de los organismos de la región, la primavera es la época de floración y crecimiento de especies anuales, aunque es posible encontrar varias de ellas durante los meses fríos y húmedos. Esta región florística cuenta con aproximadamente 795 géneros y 4,452 especies de plantas vasculares nativas, las comunidades vegetales presentes en esta región son: marismas, dunas, matorral costero, chaparral y bosque de coníferas.

Marismas
La vegetación de marismas se encuentra a lo largo de las costas de Baja California en las zonas de inundación de los esteros, estuarios y lagunas costeras. Se caracteriza por plantas no muy altas y a menudo suculentas, las especies presentes están adaptadas a los cambios de salinidad del suelo. En las marismas de esta región se diferencian varias zonas:

Marisma Baja
Representada por dos asociaciones de especies perennes: Spartinetum foliosae y Sarcocornietum pacificae.

Marisma Media
Se extiende entre 70 cm y 90 cm por arriba del nivel medio del mar, y está dominada por Salicornia pacifica en su forma erecta, a diferencia de la anterior en que prevalece la forma rastrera. En esta zona se incrementa la diversidad florística.

Marisma Alta
Comprende la zona entre 90 cm y 100 cm, y corresponde a un área generalmente seca, con inundaciones ocasionales. La excesiva salinidad del suelo sólo permite la existencia de especies como: Distichlis spicata, Monanthchloe littoralis, Cressa truxillensis y Arthrocnemum subterminale. Se extiende varios metros hacia el interior del continente, dependiendo de la profundidad del agua salada subterránea, permitiendo la existencia de las especies antes mencionadas.

Dunas
Se distribuyen a lo largo de las costas del Pacífico y del Golfo de California, desde la línea fronteriza hasta el paralelo 28°, por su extensión sobresalen las dunas de Los Médanos, El Ciprés, La Joya, San Quintín, El Rosario, Rosarito y Desierto de Vizcaíno. La vegetación en dunas se caracteriza por lo singular de sus comunidades y el alto grado de endemismo, las plantas son pequeñas y suculentas. Las especies Ambronia marítima y Carpobrotus aequilaterus son consideradas especies clave, ya que juegan un papel importante como pioneras y fijadoras de arena, además, el componente florístico de esta comunidad se enriquece con especies de marisma y matorral costero como son Simmondsia chinensis, Euphorbia misera, Aesculus parryi, Ambrosia chenopodifolia y Asclepias sp.. Las dunas costeras representan un sistema de protección de la línea de costa, pues disipan y amortiguan los efectos producidos por la fuerza del oleaje, y funcionan como reserva de arena en playas erosionadas, además de considerarse como ecosistemas frágiles.

Son comunidades con una alta heterogeneidad espacial, en términos de la gran diversidad de microambientes presentes, con factores físicos que varían drásticamente, además, en un sistema de dunas hay grandes diferencias, en términos del grado de estabilización, dadas por la cobertura vegetal, donde se observa un gradiente de menor a mayor grado de estabilización de la playa hacia tierra adentro. En las partes estabilizadas de los sistemas de dunas, que se encuentran en las zonas más alejadas al mar, existen pastizales de suelos arenosos.

Matorral Costero.
Este tipo de vegetación se presenta en forma discontinua a lo largo del litoral Pacífico, desde la línea internacional hasta El Rosario, y se considera como una transición entre la vegetación desértica y el chaparral. De esta manera, el matorral costero en el Estado ocurre en terrenos cercanos y en línea de costa. Sin embargo, esta distribución no es uniforme, ya que en algunas ocasiones este tipo de vegetación llega a penetrar hasta 30 km tierra adentro, ocupando grandes extensiones, principalmente en laderas cercanas a la sierra San Pedro Mártir, a una altitud de 500 metros.

Las plantas del matorral costero son de poca altura y oscilan entre los 0.5 m y los 2.0 m, donde dominan las especies arbustivas y decíduas, las cuales establecen comunidades abiertas representadas por las familias Asteraceae, Lamiaceae y Polygonaceae. En el Estado de Baja California, el matorral costero presenta tres tipos de asociaciones: la Diegana, la Vizcainiana y la Martiriana.

La zona Diegana dominan las suculentas, como el Agave shawii, que en Estados Unidos de América está declarada como en peligro de extinción, lo que realza la importancia de su conservación; la zona Martiriana corresponde a un matorral costero de Rosa minutifolia, Dudleya lanceolata y Mesembryanthenum crystallinum entre otras especies; en la zona Vizcainiana, el matorral costero está dominado por especies características del desierto central, como Machaerocereus gumosus y Cephalocereus sp. y se considera como un área de transición entre el matorral costero xerófito y el matorral costero suculento.

Chaparral
El chaparral está caracterizado por arbustos siempre verdes, esclerófilos de raíces profundas, hojas pequeñas y duras que soportan períodos de sequía extrema con especies características como: Adenostoma fasciculatum (chamizo vara prieta) Adenostoma sparsifolium (chamizo colorado), Rhus integrifolia (lentisco), Artemisia tridentata. De acuerdo a sus características y especies comunes, el chaparral puede ser dividido en tres tipos: Costero, Intermedio y de Altitud.

Chaparral Costero
Se encuentra asociado al matorral costero, y se presenta por lo general en cañones y cañadas en la línea de costa.

Chaparral intermedio
Se distribuye hacia la parte continental, y toma el nombre de la especie característica, la cual puede ser chamizo, manzanita y/o encino arbustivo.

Chaparral de altitud
Esta presente a elevaciones mayores a los 800 m, en lo que corresponde a la zona límite con el bosque de coníferas.

Bosque de Coníferas
Esta vegetación se localiza principalmente en las altas montañas de clima frío-templado de la península, y su mayor ocurrencia es en el extremo Norte, ocupando los dos principales macizos montañosos del Estado, las sierras de Juárez y San Pedro Mártir, además se localizan algunos parches en las sierras de Santa Isabel, Yubay, San Borja, Sierra Blanca, Isla de Cedros y Guadalupe y Ejido Eréndira.

La Sierra de Juárez es la zona boscosa más extensa de la entidad, con una superficie forestal de 342,113 ha, donde el 94.3 por ciento corresponde a especies de pinos, y el 5.7 por ciento a encinos, mientras que la sierra de San Pedro Mártir cuenta con una superficie forestal de 149,660 ha. La vegetación del bosque de coníferas puede a su vez clasificarse de acuerdo a su componente florístico de la siguiente manera: Bosque de Pino, de Juniperus y de Cupressus.

Bosque de Pino
El bosque de Pino tiene tres variantes: de Montaña, Costero e Insular.

Bosque de Montaña
Se distribuye entre los 1,200 y 2,800 msnm, principalmente en las Sierras de Juárez y San Pedro Mártir. La especie dominante de los bosques de montaña es Pinus jeffreyi, Pinus monophylla y Pinus quadrifolia, ocupan áreas considerables en la zona de La Rumorosa, Suroeste de Sierra Juárez, Sierra de Calamajué y Sierra de San Borja, y Pinus coulteri especie muy importante desde el punto de vista ecológico, presentándose en extensiones reducidas en Sierra Blanca, Cerro Hanson y Sierra San Pedro Mártir.

Bosque Costero
Se localiza en la costa Noroccidental del Estado, a 500 msnm, en localidades como el Cañón del Arce, Cañón de Doña Petra, San Vicente y Ejido Eréndira. Entre los bosques de pino costero, considerados como comunidades proclimax o relictas se pueden encontrar especies como: P. attenuata y P. Muricata.
Bosque Insular. Localizado en Isla de Cedros y Guadalupe. En los bosques de pino insular, la especie dominante es P. radiata, que se encuentra en pequeñas poblaciones relictas con bajos porcentajes de regeneración natural.

Bosque de Juniperus
Este género, junto con el Cupressus, pocas veces se incluye en la descripción de los componentes de los bosques de Baja California, juega un papel muy importante del punto de vista florístico y ecológico, Juniperus californica es la única especie representante, distribuyéndose en La Rumorosa, Ejido Héroes de la Independencia, Valle de Ojos Negros, Sierra de Juárez y San Pedro Mártir, Isla de Cedros y en la Isla de Guadalupe.

Bosque de Cupressus
Es considerado como relicto y se restringe a zonas geográficas con características ecológicas muy específicas, como son las condiciones costeras; Cupressus arizonica var. stephensonii, C. montana, endémico de San Pedro Mártir y C. guadalupensis var. forbersii, son las especies características de esta vegetación, Calocedrus decurrens es otra especie componente que se distribuye únicamente en la Sierra de San Pedro Mártir.

Región del Desierto Noroeste

Alrededor del 70 por ciento de la península de Baja California forma parte del Desierto Sonorense, esta región se divide en cuatro comunidades vegetales, de las cuales sólo tres se presentan en la entidad.

Parte Baja del Valle del Río Colorado o Desierto Micrófilo
Se extiende, al Este, desde las sierras de Juárez y San Pedro Mártir, por abajo de los 1000 msnm, hasta el Sur de Bahía de Los Angeles, en los municipios de Mexicali y Ensenada. Es una de las regiones más áridas, por su escasa precipitación, baja humedad del suelo y un alto porcentaje de días soleados. La vegetación se distingue por la simplicidad de su composición, sobre todo en las planicies arenosas, que representan un alto porcentaje del área; sin embargo, en las partes altas de las bajadas, colinas y montañas, existe una rica vegetación.
En particular, la zona del Delta del Río Colorado presenta humedad abundante y propicia la aparición de vastas comunidades vegetales, que contrastan con la vegetación desértica circundante. Las dosespecies dominantes del Desierto Micrófilo son: Larrea tridentata y Franseria dumosa, ambas especies de arbustos. Asimismo, se encuentran algunos otros géneros de cactáceas, como Opuntia cineracea y de especies xerorriparias como Chilopsis linearis y Dalea spinosa.

Costa Central del Golfo o Desierto Sarcocaule
La vegetación de esta zona es muy diferente a la del interior de la península, el Desierto Sarcocaule se extiende como una franja delgada, a la altura de Isla Angel de La Guarda hasta San José del Cabo, B.C.S. y presenta una diferencia florística muy marcada con la vegetación del Desierto Micrófilo. La precipitación es escasa y errática, con altas temperaturas en verano, que se vuelven más benignas con los vientos de la costa. Las especies representativas de esta comunidad son: Cercidium microphyllum, Bursera hindsiana, Jatropha cinerea, Pachycereus pringlei y especies de Opuntia y Ferocactus.

Comunidad Vegetal del Desierto de Vizcaíno o Desierto Sarcófilo
Se extiende desde Punta Pequeña, en las inmediaciones de El Rosario hasta el paralelo 28°. La parte central de la costa del Pacífico en la península de Baja California, presenta condiciones y comunidades vegetales muy características, con una ligera estación de lluvia en invierno, lo que constituye una característica más propia de la región Norte que de la Sur, además, las lluvias son escasas en el interior de la zona. Las tormentas de verano se presentan sobre las montañas y colinas a lo largo del extremo Este del área, pero son muy erráticas. La costa posee la vegetación más pobre y no existen peculiaridades en su flora, a no ser por el hecho de que los arbustos, cactáceas y rocas están cubiertos casi completamente con la epífita Tillsandia recurvata, la cual es muy abundante en esta zona.

Entre las especies más sobresalientes, se encuentran varias de los géneros Agave y Dudleya, éstas últimas más abundantes que las primeras. Franseria chenopodifolia es el arbusto perenne más abundante; por este componente florístico, el Desierto de Vizcaíno puede denominarse como Desierto de Agave-Franseria. Otros componentes importantes son: Yucca valida, que crece abundantemente en las áreas de suelos profundos; Idria columnaris (cirio), cuya distribución coincide estrechamente con el área de la región, y Pachycormus discolor (árbol elefante) que se presenta casi exclusivamente en esta zona. La presencia de estas especies le confieren singularidad a la vegetación del Vizcaíno.

Fauna

La península de Baja California se divide en cinco distritos faunísticos de los cuales uno se localiza en Baja California Sur, y los cuatro restantes se distribuyen en nuestro Estado:

Distrito de San Pedro Mártir

Es un estrecho cinturón que comprende las sierras de Juárez y San Pedro Mártir, a más de 1,200 msnm, en el lado occidental, y de 1,400 a 1,500 msnm en la vertiente oriental. Limita al Norte con Estados Unidos de América y llega a la altura de El Rosario.

Algunas especies características de este distrito son: rotalus enyo (víbora de cascabel) y Crotalus viridus (víbora de cascabel), Ovis canadiensis cremnobates (borrego cimarrón), Odocoileus hemionus (venado cola blanca), Buteo jamaicensis (águila ratonera o halcón cola roja), Felix concolor (puma) y Urocyon cinereoargenteus (zorra gris).

Distrito San Dieguense
Ocupa la parte Noroeste de Baja California, y representa una extensión del Sur de California. Va desde el nivel del mar hasta los 1,200 msnm colindando con la Sierra de Juárez y hasta los 1,400 msnm con la Sierra de San Pedro Mártir, para continuar al Sur hasta el arroyo El Rosario. Algunas especies de este distrito son: Phrinosoma corohatum (camaleón), Pituophis melanoleucus, Anas crecca (cerceta ala verde), Anas acuta (pato golondrina), Anas americana (porrón cabeza roja), Anas lypeata (pato cucharón), Anas cyanoptera (cerceta café), Anas discers (cerceta azul), Anas platynhynchos (pato de collar), Anas strepera (pato pinto), Lophortix californica (codorniz de California), Zenaida asiática (paloma alas blancas), Zenaida macroura (huilota), Canis latrans (coyote), Dipodomys gravipes y Dopodomys merreani (rata canguro)

Distrito del Desierto del Colorado
Cubre la parte Noreste de Baja California, entre el nivel del mar y una altitud de 1,400 msnm, en la frontera con la Sierra de Juárez, y 1,700 msnm -o más- en la porción Este de la Sierra San Pedro Mártir. Su extremo Sur es la Bahía de Los Angeles, desde Matomí y Punta San Fermín hacia el Sur y se extiende como una angosta franja, hacia el Este de la cadena montañosa, paralela a la costa. Hacia el Oeste, al Sur de San Pedro Mártir, limita con el Distrito San Dieguense. Su parte Norte ocupa la Planicie del Delta y las llanuras de inundación del Río Colorado, aunque esto se interrumpe por algunos relieves montañosos, como las sierras Cucapah, Las Pintas, San Felipe y Santa Clara. Especies de este distrito son: Callipepla gambelli (codorniz Gambel), Ovis canadensis (borrego cimarrón), Myotis californicus stephens, Pizonix vivesi, Antrozous pallidus pallidus (murciélagos), Sylvilagus audubonii arizonae (conejo), Lepus californicus deserticola (liebre), Ammospermophilus leucururs leucurus, Spermophilus tereticaudus tereticaudus (ardillas), Pherognatus baileyi hueyi y Perognathus arenatus paralios (ratones), Canis latrans mearnsi, Canis latrans clepticus (coyotes), Macrotis vulpes arsipus, Urocyon cinereoargenteus scottii (zorros), Proscyon lotor pallidus (mapache), Felis concolor browni (puma)

Distrito del Desierto de Vizcaíno
Ocupa la parte Sur del Estado; limita al Norte con el Distrito San Dieguense y el Distrito del Desierto del Colorado. Por el Pacífico se extiende hacia el Sur en forma de cuña, terminando en Punta Santo Domingo, en Baja California Sur, a los 26° 20"€™ de latitud Norte. En su extensión se incluyen las mesetas graníticas características de la zona, además de la planicie volcánica del área de Calmallí. Este distrito se distingue por el extraordinario desarrollo de la vegetación desértica, algunas especies de este distrito son: Lynx rufus baileyi (gato montés), Antilocapra americana peninsularis, Ovis canadensis weemsi (borrego)

Fuente: http://www.bajacalifornia.gob.mx/menu_estado.htm

Recursos Naturales

Lo accidentado de sus litorales permite contar con un sinnúmero de formaciones geológicas como islas, bahías, esteros, cabos y puntas que conforman zonas de belleza natural y constituyen una gran atracción turística.

Un total de 52 islas emergen en el Pacífico, destacando las islas Coronado, Todos Santos, Soledad, San Martín, San jerónimo, Isla Guadalupe, San Benito y Cedros; esta última se caracteriza por su actividad industrial y portuaria, segunda en importancia después del puerto de Ensenada.

En el Golfo de California sobresale la isla de Ángel de la Guarda. Algunas de estas islas destacan por su rico potencial pesquero y su fauna natural, pues son refugio de gran variedad de especies marinas.
Entre las bahías más importantes se encuentran las de San Quintín, San Sebastián Vizcaíno y Todos Santos en el Océano Pacífico, y las de San Felipe, San Luis Gonzaga y Bahía de las Animas en el Golfo de California.
Caracteristicas y Uso de Suelo

Regosol
Se caracterizan por no presentar capas distintas. En general son de tono claro. Se encuentran en las playas, dunas y, en mayor o menor grado, en las laderas de las sierras, muchas veces acompañados de litosoles y de roca o tepetate que aflora. Su fertilidad es variable, y su uso agrícola está condicionado principalmente a su profundidad y a la pedregosidad que presenten. Se pueden desarrollar diferentes tipos de vegetación.

Litosol
Se distinguen por tener una profundidad menor a los 10 cm. Se localizan en las sierras, en laderas, barrancas y malpais, así como en lomeríos y algunos terrenos planos. Tiene características muy variables, pues pueden ser fértiles o infértiles, arenosos o arcillosos. Su susceptibilidad a la erosión depende de la zona en donde se encuentren, de la topografía y del mismo suelo.

Yermosol
Se les caracteriza por tener una capa superficial de tonalidades claras y un subsuelo rico en arcilla o semejante a la capa superficial. En ocasiones presentan acumulación de cal o yeso en el subsuelo. A veces son salinos. Cuando tienen vegetación de pastizal y de algunos matorrales, es posible el desarrollo de la actividad ganadera con rendimientos moderados o bajos. En estos suelos es común la explotación de ciertas plantas de matorral, como la candelilla.

Xerosol
Se caracterizan por tener una capa superficial de tono claro y muy pobre en humus, debajo de la cual puede haber un subsuelo rico en arcillas. Algunas veces presentan manchas, polvo o aglomeraciones de cal a cierta profundidad, así como cristales de yeso o caliche. Ocasionalmente son salinos. Los xerosoles tienen baja susceptibilidad a la erosión, excepto cuando están en pendientes o sobre caliche.

Vertisol
Se caracterizan por las grietas anchas y profundas que presentan en época de sequía, son suelos arcillosos de color café rojizo en el Norte del país, y pegajosos cuando están húmedos, y muy duros cuando están secos. Su utilización agrícola es muy extensa, variada y productiva, son generalmente muy fértiles, pero presentan problemas en su manejo debido a su dureza, y con frecuencia ocasionan problemas de inundación y drenaje. Ocasionalmente son salinos. En el Norte del país se usan en la agricultura de riego con buenos rendimientos, y cuando tienen pastizales son muy adecuados para la actividad pecuaria. Presentan una baja susceptibilidad a la erosión.

Feozem
Su principal distintivo es una capa superficial obscura, suave y rica en materia orgánica y nutrientes. Son suelos abundantes en nuestro país, y los usos son variados, en función del clima, relieve y algunas condiciones del suelo. Muchos feozem son profundos y están situados en terrenos planos, que se utilizan para agricultura de riego o de temporal, con altos rendimientos. Los menos profundos, o los que se presentan en laderas y pendientes, tienen rendimientos más bajos y se erosionan con mucha facilidad. Se pueden utilizar para ganadería.

Fluvisol
Suelos formados por materiales acarreados por el agua, y constituidos por materiales disgregados, es decir, son suelos poco desarrollados. Se encuentran en todos los climas y regiones de México, cercanos a los lagos o sierras, desde donde escurre agua a los llanos, así como en los lechos de los ríos. Muchas veces presentan capas alternadas de arena, arcilla o gravas. Pueden ser someros o profundos, arenosos o arcillosos, fértiles o infértiles, en función del tipo de materiales que lo forman.

Solonetz
Se caracterizan por tener un subsuelo arcilloso con terrones duros en forma de columnas; presentan un alto contenido de álcali. Su utilización agrícola es muy limitada y su mejoramiento difícil y costoso. Cuando presentan pastizales se utiliza para ganadería. Son poco susceptibles a la erosión.

Planosol
Se caracterizan por presentar, debajo de la capa superficial, una capa menos delgada de un material claro que es siempre menos arcilloso que las capas ubicadas arriba o abajo de él. Esta capa es infértil y ácida, y a veces impide el paso de las raíces. Debajo de la capa mencionada se presenta un subsuelo muy arcilloso e impermeable, o bien roca o tepetate, también impermeables. Se utiliza para actividades agropecuarias. Son muy susceptibles a la erosión, sobre todo en las capas superficiales que descansan sobre la arcilla o tepetate impermeable.

Solonchak
Se caracterizan por presentar un alto contenido de sales en alguna porción del suelo o en su totalidad. Su uso agrícola está limitado a cultivos muy resistentes a las sales. El uso pecuario de estos suelos depende de la vegetación que sostienen; sin embargo, los rendimientos son bajos. Algunos de estos suelos se utilizan como salinas. Tienen poca susceptibilidad a la erosión.

Fuente:http://www.bajacalifornia.gob.mx/menu_estado.htm

Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México
Estado de Baja California.